La biomasa es la utilización de la materia orgánica como fuente energética. Por su amplia definición, la biomasa abarca un amplio conjunto de materias orgánicas que se caracteriza por su heterogeneidad, tanto por su origen como por su naturaleza.

En el contexto energético, la biomasa puede considerarse como la materia orgánica originada en un proceso biológico, espontáneo o provocado, utilizable como fuente de energía. Por ello entre nuestras calderas, existe una amplia variedad que están capacitadas para el aprovechamiento de recursos orgánicos para generar energía. Las más habituales son las que se alimentan de pellets (resina de madera concentrada) o astillas de madera, pero hay otras como las que usan hueso de aceituna o cáscara de almendra.
De esta manera, usamos un combustible ecológico e inagotable para producir agua caliente sanitaria y calefacción, ahorrando de manera notable el importe del consumo.